Los fuegos arrasadores son comunes en Texas. Se pueden propagar rápidamente y producir humo peligroso, amenazando la propiedad, la vida y la salud. Haz clic aquí para informarte sobre los fuegos arrasadores