Las tormentas eléctricas

Todas las tormentas eléctricas son peligrosas. Cada tormenta eléctrica produce relámpagos. En los Estados Unidos, cienes de personas se lesionan y aproximadamente 50 personas mueren por los relámpagos cada año. Aunque la mayoría de las víctimas de los relámpagos sobreviven, a la gente que les pegan los relámpagos a menudo informan de una variedad de síntomas debilitantes a largo plazo. Otros peligros relacionados con las tormentas eléctricas son los tornados, los fuertes vientos, el granizo y la inundación súbita.

La inundación súbita es responsable de más fatalidades —más de 140 anualmente— que ningún otro peligro relacionado con las tormentas eléctricas.

Las tormentas eléctricas secas que no producen lluvia que toca el suelo son las más prevalentes en el oeste de los Estados Unidos. Las gotas de lluvia al caer se evaporan, pero los relámpagos pueden aún alcanzar el suelo e iniciar fuegos arrasadores.

Datos sobre las tormentas eléctricas



Datos sobre los relámpagos



Para obtener más información relativa a las tormentas eléctricas, visita:
http://www.ready.gov/thunderstorms-lightning (contenido en inglés)

FUENTE: Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA)